Modelo de negocio

¿Cómo construir un modelo de negocio exitoso?

El modelo de negocio es uno de los elementos más importantes que se deben tener en cuenta antes de iniciar tu negocio. Pues, te ayudará a identificar qué recursos tangibles e intangibles necesitas, cuáles son las operaciones que debes ejecutar y cómo generar ganancias para tu negocio. Por otra parte, esto te ayudará a tomar decisiones futuras para que tu negocio tenga éxito. En definitiva, un modelo de negocio es un conjunto de acciones planificadas sobre cómo la empresa creará valor para las partes interesadas: clientes, inversionistas y socios.

 

Al diseñar nuestro modelo de negocio, debemos identificar los elementos claves de nuestro proyecto para poder enfocarnos en ellos y desarrollar una propuesta de valor interesante y que cumpla con las necesidades del público objetivo. Sin un modelo definido es muy fácil perder el foco y desgastar nuestras energías y recursos en procesos que realmente no aportan al desarrollo del negocio.

 

Elementos que conforman un modelo de negocio

 

  1. Público objetivo: Haz una breve descripción de tu mercado objetivo e incluye cualquier detalle que influencie sobre las decisiones de compra. Cuanto más conozcas a tus clientes, mayores serán las probabilidades de éxito.
  2. Propuesta de valor: Valor que ofrecerás a tus clientes. Resaltando las diferencias competitivas de tu negocio.
  3. Cadena de valor: Es la forma en que se organiza tu negocio para proveer el producto o servicio, división de tareas y cuáles vas a delegar en otros. La cadena de valor de tu negocio dará una buena visión de las tareas principales y cómo se integran entre sí.
  4. Recursos claves: Son todos los medios necesarios para el correcto funcionamiento de tu negocio. Por ejemplo: personal, materia prima, maquinaria, patentes, entre otros.
  5. Actividades claves:  Uno de los errores más comunes de los modelos de negocio, son no conocer que actividades son claves para el cumplimiento de los objetivos del negocio. Esto se traduce a la serie de acciones que se deben realizar.

 

Ahora bien, debemos tener muy presente cuáles son los riesgos que puede correr el negocio. Lo ideal es incluir en el modelo de negocio una tabla que especifique los riesgos, el impacto que el riesgo puede alcanzar (alto, medio, bajo), la probabilidad de que suceda y la posible solución que podemos dar.

Una vez analizadas todas las variables, ya tenemos nuestro modelo de negocio, que como dije al principio, es algo básico para iniciar un negocio porque es el mecanismo que nos va a ayudar a generar ingresos y tener beneficios.

Si deseas seguir aprendiendo sobre emprendimiento y negocio, te invito a que te suscribas en nuestro newsletter.

Autor Génesis Fagúndez

No Comments

Leave a reply