Proceso creativo en una agencia de publicidad

Proceso creativo en una agencia de publicidad

Si trabajas en una agencia de publicidad, ser creativo es parte del trabajo. Pero ser creativo no es tan fácil para algunos como lo es para otros, y puede ser especialmente difícil ser creativo si forma parte de tu rutina diaria.

 

Comprender el proceso creativo puede ayudarte a comprender mejor lo que se necesita para que tu mente haga lluvias de ideas y facilite la generación de grandes ideas de forma regular. 

 

El proceso creativo comienza con la preparación. Es importante contar con un conocimiento previo del cliente, qué hace, cómo lo hace y cuáles son sus fortalezas y debilidades. Esto puede ser un proceso de aprendizaje o una revisión de lo que ya conoces y pertenece al proyecto en el que estás trabajando. Aunque los pasos tomados en la preparación pueden parecer tediosos, realmente pueden funcionar para que el proceso creativo tenga un gran comienzo.

 

Luego de esto comienza el proceso creativo en una agencia de publicidad y este proceso lo hacemos mediante el Design Thinking

 

 

  • Empatizar: Investiga las necesidades del cliente

 

La primera etapa del proceso creativo te permite obtener una comprensión empática del problema que estás tratando de resolver, generalmente a través de la investigación del cliente. Aquí debes conocer al usuario y comprender sus deseos, necesidades y objetivos. Esto significa observar y relacionarse con las personas para comprenderlas a nivel psicológico y emocional.

 

 

  • Definir: Indica las necesidades y problemas

 

En esta etapa, acumulas la información que creaste y recolectaste anteriormente. Es vital analizar y sintetizar la información para definir los problemas centrales que se han identificado hasta ahora. Una vez que hayas formulado el problema, puedes comenzar a encontrar soluciones e ideas innovadoras, lo que nos lleva a la etapa tres.

 

 

  • Idear: Creación de ideas

 

Aquí debemos “pensar fuera de la caja” y de comenzar a trabajar en soluciones potenciales. Aquí es donde ocurre la creatividad y donde se necesita que todos los involucrados aporten alguna idea que quizás sea el comienzo de una idea ganadora. 

 

 

  • Prototipo: Comienza a trabajar en las posibles soluciones

 

Esta es una fase experimental y el objetivo es identificar la mejor solución posible para cada uno de los problemas identificados durante las primeras tres etapas. Este paso es clave para poner a prueba cada solución y resaltar las limitaciones y fallas. A lo largo de esta, las soluciones propuestas pueden ser aceptadas, mejoradas, rediseñadas o rechazadas.

 

 

  • Prueba: Evaluación de los prototipos

 

El usuario interactúa con el prototipo, los resultados generados de esta interacción se utilizarán a menudo para redefinir uno o más problemas adicionales. Luego, se puede optar por volver a las etapas anteriores del proceso para realizar más pruebas, modificaciones y mejoras para descartar soluciones alternativas.

 

Si te gustó nuestro artículo “Proceso creativo en una agencia de publicidad” te invitamos a estar pendiente de nuestros próximos artículos.

 

Autor Génesis Fagúndez

No Comments

Leave a reply